Itinerario

El Itinerario

Para acceder al sendero hay que subir por la cuneta de la carretera que lleva a Tenebro durante unos 200m, hasta el acceso al margen derecho a una senda bien marcada y señalizada con una losa de piedra que indica el comienzo del desfiladero.
Comenzamos aquí a ascender suavemente por el sendero de piedras, ganando altura sin gran dificultad. A nuestra espalda dejamos los valles de Proaza y los montes que separan Teverga de Quiros.

Unos cuantos metros más arriba nos adentraremos de lleno en el desfiladero, la zona más abrupta con numerosos túneles tallados en roca. Con el río a nuestros pies, en este tramo habrá que tener especial cuidado, pues en algunos puntos hay más de 80m de precipicio. Eso sí, los tramos más vertiginosos, están protegidos con pasamanos de cuerda para mayor seguridad de los senderistas.

Poco a poco la senda va saliendo del estrecho y se interna en el bosque de hayas y castaños que se vuelve especialmente hermoso en el otoño. El camino recorre el bosque y atraviesa el río de las Xanas por un pequeño puente de madera. Tras avanzar en ascenso un poco más, saldremos a un territorio abierto, de prados de pasto, desde donde se sube a la ermita de San Antonio, guardada por un tejo centenario. Este hermoso lugar es el final de la ruta de las Xanas.

Una vez aquí solo nos queda regresar por el mismo camino hasta coger el coche y dirigirnos a reponer fuerzas.